QUIENES SOMOS

Hace 19 años varias personas que participábamos en el movimiento gay madrileño descubrimos que teníamos en común el interés por la práctica del yoga y de la meditación como método de hallar paz y equilibrio en esta sociedad acelerada y estresante. También comenzaron a venir personas heterosexuales, lo cual agradecemos mucho.¿Por qué no reunirnos de vez en cuando para practicar juntos? nos dijimos.Surgió una propuesta de hacerlo mensualmente y así nació BuHo, grupo de gais, lesbianas, bisexuales y heterosexuales budistas (y no budistas) interesados en el budismo, el yoga y la meditación.

No hacíamos sino crear en España un colectivo similar a los que ya existían en EE.UU. y en alguna otra ciudad europea.Pronto vimos que entre nosotros (un grupo de doce o catorce personas) había diferentes tipos de creencias o in-creencias: ateos, agnósticos, budistas, cristianos, etc., lo cual era un enriquecimiento muy interesante y novedoso, sin que nadie pretendiera llevar a nadie a su terreno particular. Una de las grandes aportaciones del budismo es su grandioso espíritu de tolerancia y su oposición a cualquier tipo de proselitismo.

Sobre BuHo

Somos gays, lesbianas, bisexuales, heterosexuales… la etiqueta no importa. Nos une por encima de todo la práctica, que llevamos a cabo el primero y tercer sábado de cada mes. Concretamente la práctica de la meditación en silencio como método para calmar la mente e intentar ver las cosas tal como son: impermanentes, carentes de una “esencia” fija e inmutable e insatisfactorias por naturaleza. Otro de los puntos fundamentales consiste en aprender a vivir el MOMENTO PRESENTE, para lo cual es necesario un entrenamiento (ya que no basta con querer hacerlo), pues la mente tiende a estar en el pasado o en el futuro la mayor parte del tiempo, mientras la vida real, el AQUÍ-AHORA se nos escapa de las manos como la fina arena de la playa. Si fuéramos capaces de movernos por la vida siguiendo estas pautas eliminaríamos mucho sufrimiento inútil y abandonaríamos la ansiosa y frustrante búsqueda de la felicidad fuera de nosotros/as. Una vez que se dispone de lo básico para vivir, ¿por qué dejarse engullir por el voraz, irrefrenable torbellino consumista que tan vacíos/as nos deja?. ¿Por qué buscar desesperadamente la fama, el prestigio, el reconocimiento, el “éxito”social como medio de librarnos de la desdicha, cuando en el momento de la muerte tendremos que abandonarlo todo sin posibilidad de escapatoria?. ¿Por qué desear ser alguien distinto a quien “ya somos”?.

En cuanto a la práctica del YOGA, se intenta que sea una prolongación más del estado meditativo, acompañado en este caso por determinadas posturas corporales asequibles a cualquier persona, principiante o no, que nos reportarán un gran beneficio en términos de salud y bienestar.

En los últimos años el grupo ha crecido bastante y más personas se han sumado al proyecto. A pesar de nuestra escasez de medios queremos que se nos conozca tanto en Madrid como en otras regiones. Nuestras actividades pueden ser muy útiles a personas heterosexuales, homosexuales o bisex. que quizá no terminen de encontrar su “lugar” en esta sociedad desconcertante y competitiva o que simplemente busquen aprender herramientas para vivir con más paz interior. Los motivos para emprender la práctica del yoga y de la meditación pueden ser muy variados y la persona interesada siempre tendrá la última palabra, pues no existen dogmas a los que uno/a deba aferrarse ciegamente.

BuHo es un grupo, por tanto, abierto a personas LGTB y HETEROSEXUALES, sean practicantes ya experimentados o que desean probar por primera vez los beneficios de la práctica, que llevamos a cabo sin referencias religiosas ni rituales. Y, por supuesto, no hace falta ser budista ni adherirse a ningún ismo. Cada vez son más las personas heteros que se acercan a nuestras clases, y ello es un motivo de gran alegría para romper así barreras de discriminación.

.

 

Sobre Chema

Hola, soy Chema Muela
Hace más de 18 años, se me ocurrió poner en marcha este grupo y aquí seguimos.

Mi experiencia con la meditación es la siguiente: comenzé a practicar hace 22 años en las clases de Ramiro Calle. Ví que eso era lo mío, buscaba felicidad y equilibrio y el yoga y la meditación me lo proporcionaban. Luego quise profundizar y lo hice practicando e investigando el ZEN durante 10 años.

Practiqué con la escuela de Taisen Deshimaru, con el maestro japonés Hogen, Dokuso Villalba, Barbara Kosen, Stephane Thibaut, Thich Nhant Han, etc. Hasta que descubrí la MEDITACION VIPASSANA que practican los monjes de la Forest Sangha y del monasterio Inglés de Amaravati.

Diez años llevo practicando meditación vipassana un par de horas al día y sobre todo en la vida cotidiana. Esta experiencia de 22 años de práctica intento compartirla con cualquier persona interesada en vivir con atención plena y en lograr felicidad y equilibrio, hasta que con la práctica uno descubre que no hay nada que alcanzar, ningún sitio al que ir, que la felicidad sólo es posible encontrarla en el momento presente, en este preciso instante, prestando atención a esta respiración, a este paso…